Esta noche estrena libertad un preso

Ha pasado tanto tiempo desde la última vez que ví en el monitor de mi computadora la ventana de creación de entradas de blogger. Tanto tiempo fuera de este negocio del exhibicionismo cibernético, que dificilmente logro reconocerme tecleando en este lugar.

Sé que habrán muchas preguntas rondando el regreso del H.H.H. Blog... y dudo mucho poseer la respuesta a todas. Puedo contar, por ejemplo, que durante este time off del mundo blogueril, cayeron en su justo sitio muchas de las cosas que inicialmente me hicieron tomar la decisión de descansar y dejar la vida pasar. Después de vivir experiencias inmensamente desafortunadas, me vi obligado a recuperar las riendas de mi vida,  lo poco que me quedaba de autonomía y aquella libertad que poco a poco fui cediendo a otros por cariño, comodidad o conveniencia. Lo único que voy a rescatar de aquellas últimas patadas de ahogado del viejo blog, es que aquel Pepe de otrora ha muerto definitivamente:  Requiem aeternam dona ei Domine, et lux perpetua luceat ei. Debo admitir que la muerte poética y la conflagración de uno mismo duelen y dejan hondas cicatrices. No obstante, llegué a un punto de mi vida en que a pesar de todo, me siento íntegramente feliz. Y esperanzado. Sin ánimos de contradecir a Zaratustra, en este eterno retorno particular existe la certeza de no volver a repetir las mismas pendejadas ni tomar las mismas decisiones estúpidas de antes. Afortunadamente, en mi universo, la memoria  es lo único que persiste.

No sé que rumbo tomarán las nuevas Crónicas Desoladas de un Genómico Negado Maldito. No estaba seguro siquiera de regresar bajo el mismo título, pero al final decidí que así fuera (ya saben, cuestiones de marketing...) Queda pendiente saber si voy a renovar el dominio (lo cual es seguro que sí porque durante el transcurso de los trámites burocráticos para dar de alta una vez el blog, descubrí que por ahí existe un pequeño copy-cat...) En definitiva, lo que sí puedo adelantar es que nada es ni será como antes. Desde la forma hasta el fondo, tanto el blog como su dueño están completamente renovados.

Dicho lo anterior, ¡Bienvenidos una vez más sean todos!
Esta vez me quedo porque me quedo. ¡A huevo!


Ahí nomás,


Pepe

Los finísimos comentarios sobre esta entrada a continuación. ¿¿Algo más que agregar?

Khronnoz dijo...

like
;)


Pepe dijo...

¡No estás en Facebook!


aLeX LeCtEr dijo...

Qué gusto!!! y qué coincidencia!! jaja hace muchísimo que no me metía a tu blog porque sabía que nos habías abandonado, pero hoy por alguna razón, viendo la lista de los links que tengo en mi blog, di click en el tuyo 'ahí nomás a ver si todo seguía igual' y me topo con esto!! Muy bien, ya tengo más pretextos para procrastinar.

Un abrazo!! =)


Pepe dijo...

Jajajaja ya me habían dicho que soy algo así como procrastinógeno :p
Usted disculpará las molestias que su humilde servidor con su blog le ocasionen.

Un abrazote igual Ale!!! Aprovecha y cóme mucho mucho chocolate a mi salud plis!


hamarillo dijo...

Nada De Arruinar El Dia C:
Estoy De Buenas Porque No Estaba Muerto, Estaba Tomando Caña!
Y Eso Es Lo Que Pienso Hacer Estas Vacas, A Parte De Ver Muchas Muchas Peliculas, Leer Seguido Seguido El Blog, Y Escuchar Varia Musica.
Felices Pipope-Navidades Te Desean Unos Jitomates Con Cara De Pollo ^^
H.


Pepe dijo...

¡Vivan las vacaciones digo yo!
¿Jitomates con cara de pollo? Tengo un vago recuerdo de haber leído eso en tu hi5 alguna vez hahahaha
Un beso!


MeL dijo...

Y regreso el ahi nomas... que tanto amOoo!


Pepe dijo...

Ahí nomás!